Las distintas Jefaturas Provinciales de la Unidad de Policía Nacional Adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía han iniciado una campaña de investigación para la detección de fraude en las escolarizaciones en centros educativos de Andalucía correspondiente al curso 2019-2020.

Esta campaña se desarrolla dentro del marco de colaboración institucional entre Delegaciones Territoriales de Educación y Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de las ocho provincias andaluzas y las diferentes Jefaturas Provincia- les de la Unidad Adscrita.

Así las cosas, con la actuación policial se pretende verificar que los datos de empadronamiento aportados por los padres y madres de los menores constituyen el domicilio real o laboral de los mismos o si por el contrario se incurre en algún tipo de fraude que pudiera dar lugar a una errónea asignación de puntos por parte de la administración a la hora de confeccionar el listado de alumnos admitidos en los diferentes centros educativos.

En ese sentido, en el curso académico 2019-2019, la Unidad de Policía Adscrita investigó un total de 306 casos denunciados como posibles irregularidades en el proceso de escolarización, de los cuales 32 resultaron ser empadronamientos fraudulentos y 16 correspondían al domicilio real aportado por familias en el proceso de matriculación del alumnado.

Con estas actuaciones se pretende evitar el grave perjuicio que se les causa a los padres cuyos hijos se quedan sin plaza en el centro educativo que les corresponde por residencia al ser ocupada por personas que han falseado los datos rea- les de empadronamiento, con el objeto de que sus hijos puedan estudiar en un centro distinto al que les correspondería.