Un total de 2.114 estudiantes del segundo ciclo de educación Infantil y Primaria ha comenzado el curso escolar en los diferentes centros educativos de Martos, en concreto, 653 corresponden a Infantil y el resto, 1.461, a Primaria.

El alcalde de Martos, Víctor Torres, ha destacado la normalidad reinante en el inicio del curso a pesar de la complejidad que puede conllevar este proceso para los colegios como el que ha visitado hoy, la Escuela de Educación Infantil San Fernando, que acoge a menores de tres a cinco años. En concreto, en este centro se han matriculado 252 estudiantes, correspondiendo 75 a las líneas de tres años que se incorporan por primera vez al segundo ciclo de educación infantil.

Torres ha analizado que el inicio del curso está también marcado por la nueva gestión que la Consejería de Educación ha implantado en muchos ámbitos de las políticas educativas y ante las que el equipo de Gobierno municipal marteño se ha mostrado crítico, especialmente en la referida a la supresión de dos unidades en Martos: una de educación Primaria en el colegio San Amador y otra de Infantil en el San Fernando.
Esto supone que las ratios estén muy justas pese a la singularidad que supone trabajar con niñas y niños muy pequeños, teniendo en cuenta que se da la circunstancia de que quienes cumplan los años a lo largo del primer trimestre entran con dos años. “El haber tenido otra unidad hubiera permitido que la ratio en lugar de estar en 25 niños hubiera estado en una cifra inferior, siendo más fácil el trabajo con estos menores; sin perjuicio además de que esto en algunos casos supone también la pérdida de algún docente al haber perdido esas unidades”, ha expuesto.

Todo ello se ha producido en unas circunstancias en Martos en las que las ratios de nacimientos se mantienen estables en estos momentos y, por tanto, no hay ningún cambio significativo ni abrupto con respecto a cursos anteriores. “Posiblemente, quienes se incorporaron hace dos cursos había menos nacimientos que incluso ahora y entonces no se tomó esta decisión que ahora sí se ha tomado”, ha concretado.

El primer edil ha defendido, por tanto, su disconformidad con esa supresión de unidades y ha puntualizado que tienen reuniones pedidas, si bien no hay respuesta por parte de la Delegación en temas también importantes como, por ejemplo, el proyecto del patio del colegio Virgen de la Villa. “Nos consta que el proyecto ya está terminado, le hemos pedido a la Delegación y a la Agencia de Educación que se den la máxima prisa posible e intenten ejecutarlo en las vacaciones de Navidad para que no haya que esperar un nuevo curso académico, pero seguimos sin respuesta”, ha especificado.

Torres ha sentenciado que el Ayuntamiento ha hecho sus deberes durante el periodo estival en cuanto al mantenimiento, adecuación, reparaciones, pintura, limpieza… de los distintos centros educativos y, de hecho, ha garantizado que el Ayuntamiento va a seguir trabajando y estando pendiente de los centros en coordinación con el Consejo Escolar Municipal, “haciendo esas reivindicaciones porque estamos convencidos y queremos seguir apoyando desde el Ayuntamiento de forma coordinada con la Delegación de Educación y la Consejería, pero para esto hace falta la respuesta de todas las partes y ahora solo tenemos la del Ayuntamiento en colaboración con la comunidad educativa”, ha precisado.

En cualquier caso, el alcalde ha dejado claro que no va a cesar en el empeño de conseguirlo, porque “hay competencias compartidas y no entiendo esa obcecación, que no solo se produce en Martos, sino que es la actitud generalizada de la Delegación de Educación en estos momentos de falta de transparencia y falta de contacto con los ayuntamientos”. Así, ha lamentado que un municipio como Martos, que precisamente ha sido reconocido con el premio Educaciudad, haya recibido bastantes agravios: “Este verano fuimos el único municipio de más de 20.000 habitantes que no hemos tenido el plan de refuerzo estival, educativo y deportivo”, ha señalado entre otras cuestiones.

Torres ha incidido en que el Ayuntamiento va a seguir trabajando con la comunidad educativa al tiempo que tiene la mano tendida a Educación, por lo que ha confiado en que el Gobierno andaluz recapacite. “Tenemos claro que para que un municipio prospere y siga avanzando y sea un municipio mejor formado, con mayor cultura, con más emprendimiento, la educación es el pilar básico y hay que apostar por la educación pública y de calidad”, ha manifestado. “Martos goza de un sistema educativo de magnífica calidad, siempre hay cosas que mejorar, pero hay que estar satisfechos, no comprendemos que el dar pasos atrás cuando algo está funcionando de la manera adecuada”, ha zanjado.