El alcalde de Martos, Víctor Torres, y el concejal de Bienestar Social, Francisco Miranda, han participado en las jornadas sobre el índice para la medición de los Servicios Sociales Municipales, en cuyo seno se han entregado los premios anuales a los ayuntamientos excelentes en inversión social, un reconocimiento que este año ha vuelto a recibir el Ayuntamiento de Martos que ha escalado hasta la octava posición en cuanto al esfuerzo inversor por habitante.

En concreto, Martos está entre los 28 municipios de toda España de más de 20.000 habitantes que han alcanzado la excelencia en inversión social siendo, además, la segunda vez que recibe esta distinción gracias a su esfuerzo inversión en las políticas sociales que está ejecutando en Martos.

Estos reconocimientos son entregados por la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales de acuerdo con los criterios objetivos establecidos por la asociación en su informe anual. De este modo, buscan reconocer el esfuerzo por mantener unos Servicios Sociales de calidad, con una apuesta de financiación importante. Como representativo de este encomiable esfuerzo presupuestario de los ayuntamientos en materia de Servicios Sociales, los galardonados han sido estos 28 ayuntamientos de más de 20.000 habitantes, entre los que se encuentra Martos, que cumplen estrictos y contrastados criterios de suficiencia de gasto en servicios sociales: gasto por habitante y año superior a 100 €; que suponga más del 10% de su presupuesto total no financiero; que el presupuesto de 2019 se incrementa respecto al gasto liquidado en 2018; que se haya podido comprobar; que se haya podido comprobar en la web municipal (portales de transparencia) que el gasto computado en el funcional 23 (servicios sociales y promoción social) se compone de gastos de “servicios sociales”.

En concreto, Martos se encuentra en este ranking de “municipios con alma’ porque a lo largo de 2018 en materia social realizó una inversión de 3.648.712,40 euros mientras que este año asciende a 3.862.435,00 euros, con un incremento de la inversión social de 2019 con respecto a 2018 del 5,9 por ciento. Esta inversión se traduce en 150,73 euros por habitante. Además, implica el 17% del total del presupuesto de gasto no financiero.