El director general de la Agencia Pública de Educación (APAE), Manuel Cortés, ha explicado esta mañana los detalles del acuerdo alcanzado entre el comité de empresa, que representa de las trabajadoras, y la nueva concesionaria, Col Servicol, según el cual, en unos días, se restablecerá el servicio de comedor escolar que fue interrumpido tras el abandono de la anterior empresa en octubre. “Tras aplicar el procedimiento de emergencia, que finalmente quedó desierto porque todas las entidades interesadas renunciaron por temor a tener que asumir la deuda de la anterior adjudicataria, Apae decidió realizar la licitación por la vía de urgencia”, ha detallado Cortés, procedimiento al que se presentó una única candidata, Col Servicol que, por tanto, resultó ser la concesionaria. Sin embargo, las dificultades derivadas de la situación financiera heredada provocaron que la negociación entre el comité de empresa de las trabajadoras y la nueva concesionaria se estancase. “Viendo que la negociación entre las partes no avanzaba, la Consejería, a través de APAE, decidió intervenir para mediar y solucionar el conflicto lo antes posible”, ha explicado Cortés. Comenzó, entonces, un trabajo diario que se intensificó durante la Navidad y que culminó con el entendimiento, ayer, entre las partes y el visto bueno a un documento que reconoce los derechos de las trabajadoras, así como el pago de la cantidad adeudada.

Además, Cortés ha especificado que, a los 37 comedores que habían visto interrumpido el servicio tras el abandono de la anterior empresa, se suman otros tres que no habían podido ponerse en marcha puesto que su licitación quedó desierta el pasado mes de septiembre. Así, el colegio Manuel Andújar, de La Carolina, el CEIP Arturo del Moral, de Cabra de Santo Cristo y el Doctor Fleming, de Jódar, también contarán con la prestación de este servicio en los próximos días.

Por su parte, el delegado territorial de Educación y Deporte, Antonio Sutil, ha querido agradecer la predisposición de los sindicatos para alcanzar un acuerdo y, sobre todo, el esfuerzo ininterrumpido realizado desde los servicios centrales de Apae como entidad mediadora indispensable en la negociación entre comité y empresa. Asimismo, el delegado ha hecho hincapié en la “lealtad institucional”, independientemente del partido político en el gobierno, de la mayoría de los ayuntamientos de los municipios afectados por el cese del servicio. “Por desgracia, no podemos decir que esta fidelidad haya sido mostrada por la totalidad de los representantes municipales, ya que algunos han preferido hacer un juego político y usar de forma partidista una situación tan sensible como esta”, ha apuntado Sutil. “Desde la Delegación de Educación, jamás hemos contestado a estas manifestaciones puesto que nosotros tenemos muy claro que hay que sacar la política del mundo educativo”.

Por otra parte, el delegado ha denunciado que esos mismos representantes políticos hayan centrado la atención en la administración y “no en la empresa que ha abandonado el servicio”. No obstante, ha concluido que, desde su departamento, están satisfechos por el “trabajo realizado” pero conscientes del daño que han sufrido las familias, “familias que no han sido atendidas de manera oportuna ya que deberían haber recibido un servicio con el que la anterior empresa estaba comprometido hasta el mes de febrero”, ha recordado Sutil.

Plan piloto de cocinas in situ
El delegado territorial de Educación y Deporte ha declarado que, mientras “otros se han dedicado a dañar la imagen de la educación pública jiennense”, desde la Consejería “se ha estado trabajando para buscar una solución real y posible a un problema muy complejo”. Una situación que, según ha indicado Sutil, “es heredada de una administración anterior que fue la que privatizó todo el servicio de comedor escolar”. “Vamos a cambiar el modelo poco a poco porque es algo por lo que abogan las familias, de manera que, de forma paulatina, las cocinas puedan ir volviendo a los centros, tal y como anunció en septiembre, antes de la posterior crisis de comedores, el consejero, Javier Imbroda”.

Imbroda ya adelantó que su departamento prepara un plan pionero para que los colegios tengan cocina en sus propias instalaciones, de manera que las empresas encargadas de este servicio complementario cocinen en los propios centros educativos. En esta medida, que da respuesta a una histórica demanda de las familias, es importante la colaboración de las empresas, que se harían cargo del equipamiento de las cocinas de los colegios y del personal de las mismas. En estos momentos se están viendo los espacios disponibles en los centros educativos y realizando un análisis de las diferentes propuestas, tal y como ha confirmado el director general de Apae.