En reunión de Mesa de la Enseñanza Concertada celebrada hoy, de forma telemática, con la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, se nos ha transmitido que los centros educativos permanecerán abiertos al público a partir del 18 de mayo para realizar presencialmente los procedimientos de admisión de alumnado para el curso 2020/2021, tras su cierre desde el 14 de marzo, al declararse el estado de alarma por el COVID-19.
Este proceso de escolarización, que finalizará el 1 de junio, afecta fundamentalmente a los alumnos que se incorporen al Segundo Ciclo de Educación Infantil, es decir, alumnos que cumplan 3 años. Además, los centros concertados de nuestra ciudad, sostenidos con fondos públicos, disponen también de plazas en Primaria, ESO y Bachillerato concertado.
FSIE-Jaén (Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza) velará, en todo momento, por el cumplimiento de las medidas necesarias para garantizar la seguridad y salud laboral de todo el personal que se incorpore a su puesto de trabajo para el desarrollo de estas funciones administrativas contempladas en la FASE I del Plan de Transición a la nueva normalidad.
Para continuar el procedimiento de admisión, interrumpido por la aparición de la pandemia, desde FSIE hemos querido ayudar y colaborar con los colegios concertados de Jaén, continuando con nuestra campaña que resalta la libertad de las familias de elegir un colegio privado concertado para la educación de sus hijos, ya que en estos centros desarrollamos nuestra labor profesionales comprometidos y cualificados. Este año se ha

elegido el lema: “Ayúdales a dar el siguiente paso. Porque su educación es tu elección” con el que queremos subrayar que los colegios concertados son una buena opción para el futuro de sus hijos, con una formación integral y de calidad.

Al problema que sufrimos de descenso de natalidad en los últimos años, ahora se une la gran crisis, social y económica, sin precedentes que estamos sufriendo, por lo que FSIE ve una oportunidad para que la Administración opte por incrementar de los recursos destinados a la Educación, ya que las nuevas circunstancias hacen imprescindible un aumento de la plantilla docente y disminución de la ratio que permita desarrollar el proceso educativo presencial en unas adecuadas condiciones de seguridad. Hay un nuevo reto en nuestros centros educativos ante las limitaciones sanitarias impuestas para contener la pandemia y todos los recursos humanos son absolutamente necesarios para lograr una educación inclusiva y de máxima calidad.
Para FSIE, el derecho a la Educación y una oferta educativa que garantice a los padres que sus hijos se educarán de acuerdo a las convicciones morales y religiosas de su elección son la piedra angular sobre la que ha de construirse el presente y el futuro del Sistema Educativo. También esperamos que, tras el enorme esfuerzo realizado por los profesionales, docentes y no docentes, de los centros educativos durante esta crisis, el gobierno andaluz cumpla, por fin, sus promesas electorales y termine con la discriminación que sufrimos los trabajadores de los centros concertados respecto a nuestros compañeros de los centros públicos.