El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Martos, Emilio Torres, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía en general para que se respete la ordenanza reguladora de limpieza y vallado de solares en la localidad no solo por ornato público sino, especialmente, por seguridad y salubridad, toda vez que, en base a las inspecciones que se han realizado hasta el momento, se han tenido que incoar 152 expedientes.

Torres ha recordado la obligación de limpiar y no arrojar desperdicios a los solares u otras parcelas existentes en suelo urbano, que deberán estar permanentemente limpios, desprovistos de cualquier tipo de residuos o vegetación espontánea, sin ningún resto orgánico o mineral que pueda alimentar o albergar animales o plantas portadoras o transmisoras de enfermedades o producir malos olores. Además, hay que tener en cuenta el riesgo de incendio si no mantienen en condiciones estos solares, precisamente ahora que empiezan a subir las temperaturas y la vegetación se seca, con el riesgo que ello implica.

De igual modo, el bando de solares determina la obligación de desinfectar, desinsectar y desratizar por una empresa especializada, quedando taxativamente prohibida la quema de vegetación o residuos como sistema de limpieza de terrenos. Además, “está prohibido terminantemente arrojar en los solares y terrenos basuras, escombros, mobiliario, materiales de desecho y, en general, desperdicios de cualquier clase”.

Las personas titulares de solares deben igualmente vallarlos “al objeto de impedir el depósito de basuras, escombros, mobiliario, materiales y desperdicios en general o impedir el libre paso de personas en casos en que suponga un riesgo se establece la obligación de proceder al vallado”. Así las cosas, el Ayuntamiento por su parte ya está actuando en consecuencia en los solares de titularidad municipal para dejarlos bien acondicionados.

Desde el momento de la publicación del bando municipal que regula estas disposiciones, el pasado 4 de mayo, se iniciaron los procedimientos de inspección municipal, que han llevado por el momento a la incoación de 152 informes, estando otros 70 pendientes de salir.

A tal efecto, a las personas titulares de esos solares sobre los que se ha elevado un informe se les requerirá vía notificación para su cumplimiento, dándoles un plazo para que cumplan. Una vez satisfecho ese nuevo plazo, se realizará una segunda inspección para comprobar que los solares de Martos cumplan y sean seguros y salubres. En caso contrario, se exponen a una infracción que, según su catalogación en un abanico que va desde leves hasta muy graves, pueden ser sancionada con multas que van desde 300 hasta los 3.000 euros.

Hay que tener en cuenta que, además de la sanción, la Administración local hace una valoración de los costes de la limpieza y vallado y, en caso de ser necesario, se inicia una ejecución subsidiaria cuyo coste recae igualmente sobre la persona titular del solar.