El concejal de Festejos, Francisco Miranda, ha detallado que esta mañana se ha repartido un total de 4.000 hoyos aceituneros entre el alumnado marteño para mantener viva esta tradición dentro de las actividades organizadas con motivo de la Fiesta de la Aceituna.

Miranda ha puntualizado que desde 1981 y hasta la fecha se ha celebrado de manera ininterrumpida esta fiesta en la que la degustación del hoyo ocupaba un lugar muy especial, si bien debido a las circunstancias actuales a causa del coronavirus este año no se ha podido repartir esta comida típica aceitunera como en años anteriores. No obstante, para que esta tradición se siga inculcando, este año se han repartido los hoyos entre el alumnado de los centros educativos, tanto de Martos como de las pedanías.

El concejal de Festejos, que se ha desplazado hasta el centro San Amador para acompañar en este reparto, ha señalado que a todos los centros educativos se les propuso esta actividad y que fueron estos los que indicaron cuántos hoyos querían así como las necesidades específicas en caso de alergias.

En este sentido, se han repartido esos 4.000 hoyos por los centros educativos con el fin de mantener la tradición del hoyo típico marteño. “En este año atípico queríamos seguir manteniendo la tradición del hoyo aceitunero y llevarlo a los centros para que disfruten de esta tradición”, ha manifestado.

Para concluir, ha puesto en valor el esfuerzo realizado por parte de las distintas Concejalías en la celebración de la cuadragésima edición de la Fiesta de la Aceituna, que ha contado con un importante paquete de actividades en las que, siguiendo las recomendaciones y garantizado la seguridad, está permitiendo promocionar los aceites de oliva extra marteños así como rendir homenaje a las aceituneras y aceituneros.