La Cooperativa Olivarera Virgen de la Villa S.C.A., situada en la localidad jiennense de Martos, ha recibido la visita del consejero de Hacienda y Financiación Europea, Juan Bravo, quien ha comprobado cómo ha mejorado la eficiencia energética del proceso de obtención de aceite de oliva gracias al incentivo de más de 960.000 euros abonado por la Agencia Andaluza de la Energía, a través de la línea Pyme Sostenible del Programa para el Desarrollo Energético Sostenible, cofinanciado con fondos FEDER.

Con una inversión de 2,9 millones de euros, esta cooperativa fundada en 1954, que moltura anualmente 14 millones de kilos de aceituna que envasa y distribuye a todo el mundo bajo el nombre comercial de OLEOMAR, ha realizado una mejora integral de su proceso productivo. El incentivo concedido le ha permitido renovar casi el 80% de la maquinaria de proceso. En concreto, se han suministrado e instalado cuatro líneas nuevas para la limpieza, lavado y almacenamiento de la aceituna y se ha mejorado el subproceso de molturación, con dos líneas nuevas de 350 toneladas diarias de capacidad cada una.
Con estas actuaciones se conseguirá un ahorro de energía primaria de 7,8 tep/año (toneladas equivalentes de petróleo), evitando la emisión a la atmósfera de 13,3 toneladas de CO2 anualmente.

Juan Bravo ha señalado en el transcurso de su visita “la importancia de que la agroindustria andaluza, motor económico de numerosas comarcas, pueda acometer medidas de mejora energética, puesto que se trata de un sector donde todavía existe una alta intensidad de uso de combustibles fósiles que puede conseguir una mayor eficiencia a través del ahorro energético, reduciendo sus costes para ser más competitivo y contribuyendo al cuidado del medio ambiente”.

Según el Informe anual de coyuntura del sector oleícola, elaborado por la Cátedra Caja Rural de Jaén, en Andalucía existen 851 almazaras (el 46,3% del total de España), de las que 325 se ubican en la provincia de Jaén.

“La consecución de un desarrollo energético sostenible para Andalucía pasa necesariamente por impulsar un cambio de modelo de gestión de la energía hacia otro más eficiente y competitivo por parte de las pymes e industrias andaluzas, tanto en sus procesos productivos como en sus edificios”, ha dicho el consejero.