Una vez celebrada la Comisión Informativa de Hacienda, Patrimonio y Especial de Cuentas del Ayuntamiento que dictaminó y estudió los asuntos que van a centrar el pleno de este mes, integrado por 16 puntos en el orden del día, concentrados en una serie de modificaciones puntuales en seis ordenanzas fiscales, lo que se traduce en que en 2022 seguirá siendo regido por las mismas ordenanzas fiscales, es decir, que se mantiene la congelación de los importes de las tarifas, tasas e impuestos municipales.

“Una congelación que no es solo de este año, sino que lleva produciéndose en los últimos años al menos como mínimo desde 2016”, ha detallado el alcalde, Víctor Torres.

Aun así, se incluyen unas modificaciones en algunos aspectos puntuales, tales como la modificación de la ordenanza en el impuesto de construcciones instalaciones y obras. Hasta la fecha, cualquier obra de conservación y rehabilitación en el conjunto histórico tenía una bonificación de este impuesto hasta el 60%, ahora esa bonificación no solo rige para facilitar el desarrollo de esta zona para viviendas particulares, sino también instalación de cualquier actividad comercial o mercantil en el conjunto histórico. Además, también se aplica en los mismo términos en la zona de las pedanías

A ello se suma otra serie de modificaciones que son adecuaciones normativas o correcciones de erratas en las tasas de licencia urbanística o también por ejemplo en lo que tiene que ver la tasa de ocupación de la vía pública con terrazas y veladores. “Por tanto, son adecuaciones a las nuevas normativas y ordenanzas y cambios de nomenclatura con la evolución de las normas que han ido sucediéndose”, ha especificado.

El primer edil también ha hecho referencia a dos modificaciones de ordenanzas en la tasa del servicio de extinción de incendios, prevención ruina y construcciones derribos y salvamentos, ya que con la ampliación de servicios y mejores equipamientos del parque de bomberos se ha aumentado la cartera de servicios y estos quedan han quedado recogidos en la ordenanza fiscal.

En este sentido, Torres Caballero ha destacado la modificación de la ordenanza fiscal de la tasa de aprovechamiento especial del dominio público local a favor de empresas explotadoras de servicios de interés general. Desde hace tiempo se aplica una tasa de 1,5% a los ingresos a grandes suministradoras de telefonía o de electricidad titulares de las redes, si bien una reciente sentencia del Tribunal Supremo dictamina que se puede de aplicar esa tasa a quienes usen las redes, lo que significa que se va ampliar esa aplicación de la tasa a más grandes empresas de las que operan en el término municipal para contribuyan fiscal y justamente a el sostenimiento de los servicios públicos.

Igualmente, se va a derogar la tasa del servicio de ayuda a domicilio, que se va reconvertir en un precio público y, finalmente, se llevará la aprobación del expediente de contratación de los colectores del polígono que se aprobó en el pleno extraordinario de hace dos semanas.